Polipastos eléctricos de cadena VERLINDE en el Melbourne Convention and Exhibition Centre

Polipastos eléctricos de cadena VERLINDE en el Melbourne Convention

Los polipastos eléctricos de cadena en El Melbourne Convention and Exhibition Centre (MCEC) de Australia que ha sido ampliado recientemente aprovechando las ventajas de los últimos avances tecnológicos de los polipastos eléctricos de cadena VERLINDE, incluyendo 24 STAGEMAKER SR5 D8 y 12 STAGEMAKER SR10 D8, junto con las correspondientes cajas de transporte STAGEMAKER. La inversión se ha realizado con ocasión de la nueva ampliación, durante la cual la nueva instalación se equipó también con más de 70 polipastos eléctricos de cadena STAGEMAKER instalados en varios de los nuevos espacios.

Polipastos eléctricos de cadena

Como parte de una ampliación presupuestada en 200 millones de dólares, el MCEC ha crecido 20.000 m2, 9000 de los cuales son un espacio polivalente para eventos y salas de exposiciones. Este proyecto consolida la posición del MCEC como el espacio ferial más grande de Australia, con una superficie total de más de 70.000 m2. Como resultado, esta instalación atraerá a Melbourne aún más eventos y miles de visitantes más, la elección de polipastos eléctricos de cadena era muy importante.

Los polipastos eléctricos de cadena

Por supuesto, para un espacio tan grande e importante, era vital seleccionar un sistema de polipastos eléctricos de cadena con la tecnología adecuada para garantizar la seguridad, la fiabilidad y la eficiencia.

“Los 36 polipastos eléctricos de cadena STAGEMAKER SR que hemos adquirido hace poco se suman a nuestro parque actual de 24 polipastos STAGEMAKER SM2 D8, 12 STAGEMAKER SR5 D8 y cuatro STAGEMAKER SR10 D8, lo cual sitúa el parque en un total de 76 unidades”, explica Dale Krumins, director de producción del MCEC. “Nos decantamos por Verlinde porque los equipos de Verlinde que ya teníamos funcionaban perfectamente y parecía lógico seguir en esta línea y comprar más unidades de este tipo”.

Al tomar la decisión inicial de seguir apostando por Verlinde, el MCEC tenía una estricta lista de criterios que cumplir, incluidas consideraciones de precio y los polipastos eléctricos de cadena eran la opción más valorada.

“El polipastos eléctricos de cadena tiene que ser de buena calidad, pero el precio también tiene que ser atractivo”, apunta el Sr. Krumins. “No buscábamos un equipo barato sin el aval de una marca, sino un equipo especializado capaz de cubrir nuestras necesidades cotidianas”.

La vocación del MCEC es ser el mejor recinto ferial del mundo y, en este sentido, sabemos que el prestigio es un aspecto importante. Así pues, al examinar las opciones que había en el mercado, optamos por un producto que fuera coherente con este objetivo.

“Yo quería una marca que fuera conocida por su innovación, un valor que es común a nuestra empresa. Verlinde lleva muchos años fabricando polipastos de cadena, como muchas otras empresas, pero en su caso, la marca se ha ido fortaleciendo a través de una innovación constante. Cualquier motor de cadena es capaz de levantar la carga nominal que indica la etiqueta, pero el hecho de disponer de serie de asas ergonómicas, un cuerpo con una buena estética y una cadena de color negro, junto con una caja de transporte opcional, lo cual significa que no la tenemos que construir nosotros mismos, sitúan este producto por delante de la competencia”.

Otro aspecto que condicionó la elección del Sr. Krumins es la red de distribución. Si tenemos en cuenta que Australia es el sexto país más extenso del mundo, abastecerse de otros productos similares de otros estados o incluso de otros países es un verdadero reto.

“Disponer de polipastos VERLINDE a nivel local es muy tranquilizador y es algo que les diferencia de la competencia, que tiene una muy escasa presencia aquí”, explica Krumins. “Gracias a esto, adquirir más polipastos similares localmente para un evento específico no resulta ningún problema”.

Los nuevos polipastos eléctricos de cadena STAGEMAKER de VERLINDE fueron comprados, entregados y encargados a través de un distribuidor local, Eurocrane Australia, que también proporciona al MCEC servicios de inspección y mantenimiento.

Eurocrane Australia ha sido proveedor del MCEC durante los últimos tres años y, solo en los últimos 12 meses, ha suministrado unos 100 polipastos STAGEMAKER al recinto, varios de ellos conforme a las normas D8 y D8+, lo cual indica la tendencia del mercado hacia equipos de gama alta en términos de seguridad.

“La seguridad es un elemento central en cualquier empresa australiana”, afirma Monika Colligan, especialista en productos y sistemas tecnológicos de Eurocrane Australia. “Esto es sobre todo aplicable a las empresas que tratan con el público. El gobierno australiano tiene una larga trayectoria en cuanto a la aplicación de los estándares de seguridad más elevados y, como consecuencia, el mercado nacional se ha ido adaptando a los nuevos requisitos de seguridad”.

El apoyo local es de gran importancia para el MCEC y, por lo tanto, los servicios de valor añadido de compañías como Eurocrane Australia son muy valorados.

“La relación de Eurocrane Australia con sus clientes va más allá del simple suministro de un producto” apunta Monika Colligan. “Consideramos que nuestros clientes son nuestros socios y les ofrecemos servicios continuados que incluyen la inspección y el mantenimiento, además de asistencia 24 horas para las averías. Sin embargo, estamos tan seguros con los productos VERLINDE que ofrecemos una garantía complementaria con la gama STAGEMAKER”.

El Sr. Krumins también tiene una gran confianza en los productos: “Todos nuestros polipastos eléctricos de cadena STAGEMAKER, que utilizan controladores Kinesys, han funcionado fantásticamente. No hemos tenido problemas de ningún tipo”.

Un último apunte del Sr. Krumins tiene que ver con los requisitos de seguridad. Australia no cuenta con una normativa que rija el uso de los polipastos de cadena en el sector de los eventos y el entretenimiento. Sin embargo, el MCEC siempre opta por aplicar las mejores prácticas y cumplir, dentro de lo posible, las normas internacionales del sector. Como resultado, el recinto exige un nivel mínimo de seguridad D8+ en lo que se refiere a los motores de los polipastos de cadena instalados. La norma alemana BGV-D8+ define que el polipasto tiene que ser capaz de mantener suspendida una carga encima de personas sin la necesidad de ningún otro medio de suspensión adicional. Por lo tanto, la norma D8+ exige ciertas cualidades adicionales, como un factor de seguridad mayor y freno doble.

La gama STAGEMAKER SR cumple la norma D8+ e incorpora doble freno de elevación de serie. Por ello, el MCEC cuenta con 38 polipastos eléctricos de cadena STAGEMAKER SR5 D8+ (500 kg de capacidad) y 36 STAGEMAKER SR10 D8+ (1000 kg) instalados de forma permanente en el recinto recientemente ampliado. En total, hay alrededor de 150 polipastos VERLINDE en servicio en el MCEC.

“Me gusta saber que Verlinde hace un esfuerzo por mantener sus productos al día, conforme a la práctica actual, así como a las necesidades de salud y seguridad de hoy,” concluye el Sr. Krumins. “Mientras la empresa continúe innovando, seguiremos apoyándola. Hay unos cuantos fabricantes de polipastos de cadena que se han quedado estancados, así que me complace ratificar mi apoyo a una marca innovadora”.

Te ha gustado la noticia, tienes más en un clic….